domingo, 1 de noviembre de 2009

No hay noviembre sin fiambre, ni fiambre sin Toledo!

Es que aún sentada en mi depa de Umea puedo ver la escena: mi abuela liderando a mi tía y mi mamá mientras organizan y colocan tantos platos de jamones, quesos, vegetales, servilletas, cubiertos, vasos etc sobre la mesa del comedor que todos van a tener que comer en el sala.

Mi abuelita nerviosa porque 'el año pasado le quedó mejor' y mi mamá con una cara de felicidad después de su quinto plato de fiambre -y de haberse asegurado de guardar por lo menos diez libras en el freezer de mi abuela para comer de a poquitos hasta que se acabe el mes.

Mis hermanitos alegando porque quiere pizza y la pesada de mi prima portándose como toda su cara... sólo falto yo, sentada en la sala de mi abuis con un libro y explicándoles por qué mi fiambre no tiene jamón 'no, el jamón sí es carne tío Roberto'...

3 comentarios:

  1. ...Y el Alejandro sentado con un plato de verduras en vinagre enfrente, por que ya se comió todos los pedacitos de jamón, chorizo, queso...

    ResponderEliminar
  2. Ahhh y en los últimos años... yo te acompaño esperando el platón de fiambre para comer allí y otro para llevar.... te extraño

    ResponderEliminar
  3. Y yo a vos! Y el Alejandro mala taza que fue a Guate cuando yo no estaba! :)

    ResponderEliminar