viernes, 12 de diciembre de 2008

La carlota rusa y la globalización

El mundo no deja de dar vueltas y yo descubrí que ya no se puede hacer pastel de chiquiadores (alias, carlota rusa). La magia chapina de la repostería casera y barata se está perdiendo por varias razones:

La primera es que ya no hacen pudín de caramelo marca imperial de a un quetzal en Paíz. La segunda es que la leche 'la diadema' que uno compraba en bolsa ya tampoco es la más barata (el punto era usar leche barata porque igual ni se sentía la diferencia entre esa o la dos pinos) y la tercera es que la crema chantilly en polvo sabe a mantequilla grasosa... y ¡yo me recordaba que era rica! Yo culpo a la globalización por el asunto: ahora es más barato ir a comprar un pastel a 'La Holandesa' con la Tarjeta Libre y tanto comercio nos ha mejorado el paladar, cambió nuestros gustos y nos arruinó la crema chantilly para siempre.

Así que la globalización nos la hizo de nuevo.

3 comentarios:

  1. No chula, así no se puede... no sé si son las papilas gustativas las que han "madurado" o si es que todo lo que comemos ahora se volvió mielda.... :P

    ResponderEliminar
  2. A mí solía gustarme Taco Bell... Un Bean Burrito con Nachos Supreme era una comida aceptable para mí en cualquier centro comercial de Guate.

    Solo vine aquí los EE.UU. y resulta que no son igual, son más "garra" y hasta shucos los miro. No sabré si de verdad son diferentes o me cambió el gusto hasta que vuelva a probar los que hacen en el Taco Bell de La Pradera.

    ResponderEliminar
  3. Pues, es que si es en la pradera sí sabe bien vera' usté? jajajajajaja

    De plano saben mejor en Oakland mall VIP digo yo. De plano la carlota rusa de allí sí es calidá

    ResponderEliminar