martes, 14 de julio de 2009

¡Gracias, Serrano!

Todos crecimos escuchando historias de Ubico: cuando él gobernaba, no habían delitos. La 'gente bien' podía caminar por las calles seguras y las mujeres no sentían ese miedo de andar solas por ciudad como ahora. Las abuelitas se hacen un queso ennumerando los méritos del dictador.

Incluso nosotros, en el dilema chapín, le agradecimos al otro dictador... digo, 'el reformador' por darnos la oportunidad de pelárnosla el 30 de junio y tomar un fin de semana extra largo. Sin embargo, olvidamos al más reciente de nuestros golpistas.

Así es, Serrano Elías, ahora exiliado en Panamá es el culpable del bono 14. Gracias a él la gente que tiene empleos formales recibe un salario extra al año y sin embargo, es un héroe invisible de la lucha contra la pobreza guatemalteca. ¿Qué importa que se dio autogolpe, que mandó a matar mara, que disolvió el congreso? Muchá, si también hay que recordarse de lo bueno.

Así que mientras la gente con trabajos -y prestaciones- hace cola para depositar su chequecito extra, agradézcanle a Serrano... y recuérdenlo como más que el presidente que fue a un burdel para tomarse una sopita de cebolla.

2 comentarios:

  1. Nooooooo que no que noooo que con los mismos que no que no... ¡No no no!
    Que bajen los frijoles... ¡Sí sí!
    Que nos venga la paz... ¡Sí sí!
    Que no haya corrupción... ¡Sí sí!
    Que suban los salarios... ¡Sí sí!
    ¡Con Serrano Elías si hay solución! ¡Sí!

    ResponderEliminar
  2. Esa es la canción que hay que recordar.

    ResponderEliminar